Las mejores ciudades universitarias de España

estas son las ciudades de España que los universitarios eligen para vivir

Ya te queda menos para meterte en el sarao de la universidad: unos cuantos pares de meses más y entras en la vorágine de Selectividad, las notas de corte, las residencias universitarias y otras decisiones trascendentales. Las experiencias nuevas, las personas que va a conocer, el ambiente de estudio, la fiesta universitaria, las oportunidades laborales y la conexión internacional son los ejes sobre los que va a girar tu nueva vida. Y todo depende de la ciudad donde vayas a comenzarla.

Las ciudades universitarias tienen un color especial: una serie de características que las hacen únicas. Son las preferidas por personas de todo el mundo para cursar los estudios superiores, y los motivos son varios.

Aunque la mayoría de ciudades de España tienen un campus universitario excelente, no todas los núcleos de población pueden coronarse como ciudad universitaria. Para elegir bien el lugar del mundo donde vas a pasarte los próximos 4 años (mínimo) te recomendamos considerar los elementos de esta checklist:

Qué es una ciudad universitaria y cómo reconocerla

Para resumir, podemos agrupar sus características en seis muy concretas:

  • Diversidad: cuanto más mejor
  • Aunque la multiculturalidad de España no la inventaron los erasmus (aunque somos el país de la Unión Europea que más erasmus acoge), una de las cosas que hacen de nuestras ciudades el destino perfecto para millones de estudiantes es la diversidad. Quien viene a estudiar a Madrid sabe que compartirá pupitre con personas de todo el mundo, que en su residencia de estudiantes aprenderá a pronunciar correctamente un Au Revoir y a escribir su nombre en japonés.

    Más allá de los idiomas, conocer a personas de otras culturas es puro abono para el desarrollo personal y profesional. Ni qué decir de los futuros viajes: imagina hacer migas con alguien y pasar tus próximas vacaciones con su familia en Tokio.

  • Cultura: que esa agenda no pase hambre
  • Porque los domingos noche y los lunes tarde también cuentan: en las ciudades universitarias hay una ley no escrita que prohíbe el aburrimiento. Sea la hora y el día que sea, siempre encontrarás algún museo, exposición, teatro, cineteca, bar, discoteca, experiencia audiovisual, encuentro gastronómico, jornada de puertas abiertas o KDD de Twitter para conocer a los fans de Katy Perry en España. Lo mejor, nadie va a juzgarte.

  • Fiesta: es miernes y el cuerpo lo sabe
  • Estudiar es lo primero, pero todo el mundo sabe que para rendir al máximo hay que relajar la mente. Y para esto, no hay nada mejor que los miércoles erasmus o los jueves universitarios: vas a conocer tanta gente que Instagram te va a echar fuego.

  • Oferta universitaria: en la variedad está el gusto
  • Para que una ciudad pueda sacarse el máster de universitaria necesita lo más importante: una oferta de estudios amplia y exclusiva que abarque todas las ramas, especialidades y etapas; donde puedas encontrar tu doble grado ideal en Grado en Ingeniería Aeroespacial en Aeronaves y Dirección y Creación de Empresas. Además, es importante que la ciudad tenga un amplio mercado para que puedas sopesar diferentes másteres y posgrados como si de una frutería recién abierta se tratase. Y, por supuesto, una generosa bolsa de prácticas para poner manos a la obra todo lo aprendido.

  • Transportes: volando voy, volando vengo
  • Solo una parte del conocimiento se adquiere en las aulas. Por eso, una ciudad universitaria que se precie tiene que contemplar las necesidades de su alumnado de conocer país y mundo: aeropuertos, estaciones de trenes, terminales de autobuses y bicicletas públicas son imprescindibles para ganar un puesto en el pódium de las ciudades universitarias

  • Residencias universitarias: como en casa…
  • …en ningún sitio. Y sabemos que cualquier sitio no se convierte en tu hogar. Las ciudades universitarias, con una amplia oferta de alojamiento para estudiantes, son la opción perfecta para escoger el que será tu lugar en el mundo para los próximos años.

    Tu casa tiene que ser tu templo, tu bunker, tu trinchera y tu paraíso: un lugar en el que pasar los maratones de estudio más salvajes; recluirte los domingos de resaca y encontrarte con las personas que van a formar parte de tu vida en tu nueva ciudad.

    Lo mejor de la ciudad universitaria, es que tienes tantos sitios para elegir que es muy difícil fallar: cuando encuentres una residencia para estudiantes, colegio mayor, o cualquier otro tipo de alojamiento para universitarios, sabrás que es el definitivo. Y si algún día decides cambiar, siempre tendrás dónde escoger.

    Y ahora, si te estás preguntándote cuáles son esas ciudades maravillosas, hoy te hablamos de tres joyitas: Madrid, Barcelona y Alcalá de Henares.

    Ciudades universitarias en España

    Y ahora, si te estás preguntándote cuáles son esas ciudades maravillosas, hoy te hablamos de tres joyitas: Madrid, Barcelona y Alcalá de Henares.

    Madrid, capital del mundo

    Sospechamos que viajar es una de tus pasiones y, si estamos en lo cierto, vivir en el centro de la península va a ser tu fantasía. No solo por la excelente conexión con todas las ciudades de España, sino por la línea directa (vía tren, bus o avión) con el resto de los núcleos europeos y mundiales. Ya puedes ir calentando maletas.

    Por supuesto, Madrid tiene una oferta de estudios a la altura de su posición como capital europea: más de 14 centros universitarios entre públicos y privados en los que puedes estudiar desde Estudios Semíticos e Islámicos hasta un curso sobre Intelligence Influencers: Fashion & Beauty (que se preparen tus followers).

    Barcelona o el arte hecho ciudad

    Vivir bajo un clima mediterráneo todo el año no es un lujo, es una realidad si decides pasar tu vida universitaria en una ciudad como Barcelona. Playa, sol, rondando los 30° casi seis meses al año… Como estudiar en el paraíso.

    La segunda capital del país cuenta con tres de las universidades más innovadoras de Europa y una innumerable oferta de carreras.

    Su fama la precede, ya que muchos de los mejores artistas la consideran la capital del arte contemporáneo. No falta una buena exposición, una noche de DJs internacionales o un festival de performance en la calle.

    Alcalá de Henares y la cuna de Cervantes

    Pero si eso de las ciudades grandes te agobia y lo tuyo es más de ir andando a todas partes y del bar de siempre; aquí tienes la tranquilidad de una ciudad pequeña pero cerca de la jarana. Vamos, lo mismo que ser fan de KASE O pero no perderse una de Vetusta Morla y a la vez bailárselo todo cuando suena J Balvin. Porque si eres de quienes lo quieren todo, lo tuyo es Alcalá de Henares.

    Esta ciudad marca un check en todas las características de una buena ciudad universitaria. Que no todo va a ser capital, aunque siempre que tu parte más cosmopolita necesite desmelenarse, Madrid se encuentra a no más de 20 minutos.

    Ahora ya tienes toda la información que necesitas para escoger la ciudad en la que aterrizar el próximo curso. Úsala sabiamente.