¿Qué nos llevamos de la charla con Pepe?

Este San Valentín tuvimos toda una cita. No hubo velas ni manitas pero sí jamón y buen vino. Pepe Rodríguez, socio y chef del restaurante El Bohío (y el de Master Chef, sí) vino a vernos a la Galdós, nuestra residencia de estudiantes en Ciudad Universitaria.

Se podría decir que fue una cita íntima, Pepe se mostró muy cercano y sus respuestas no dejaron frío a nadie. Tras una breve introducción prefirió dejar la conversación en nuestras manos. Dos horas de intervenciones con respuestas reveladoras y anécdotas jugosas coronadas por un picoteo informal. De todo lo que nos dijo hemos querido apuntarnos algunas buenas conclusiones:

  • – Trabaja duro y pon bien altos tus estándares: Pepe reaccionó a su primera estrella Michelin con un “estaríamos haciendo algo bien” y asegura que él trabaja bajo su propio criterio. Si a Michelin le gusta, fenomenal, si no, ajos coma.

  • – Encuentra alguien a quien admirar: nos contó que Berasategui ha sido uno de sus principales maestros y subrayó la importancia de tener buenos referentes.

  • – No te eches cualquier cosa al cuerpo: no hay peor agravio para Pepe que el arroz pasado y la caña mal tirada.

  • – Aprende a sentarte alrededor de una mesa: comer es un ritual diario que merece algo de respeto y dedicación.

  • – ¿Piña en la pizza? Por qué no. Si las cosas se hacen bien toda innovación es posible.

De propina nos llevamos tres recomendaciones de bares en Madrid que tenemos planeado visitar: la taberna Pedraza, el Sylkar y el Doble.

¡Salud!