La vida en los colegios mayores de Madrid

¿Cómo se vive en los colegios mayores de Madrid? ¿Cuál es la rutina del día a día y por qué la gente está tan de buen humor? ¿A cuenta de qué tanta guapura?

Los colegios mayores de Madrid tienen, aparentemente, una función muy sencilla: alojar a estudiantes que dejan sus ciudades para venir a estudiar a Madrid. Sin embargo, a la vista está por la demanda, también tienen un aura de magia que hace a todo el mundo querer alojarse en ellos y no en un piso o una residencia tipo hotel. Hoy vamos a dar un par de pistas sobre el origen de tan histórico buen rollo.

¿Por qué todo el mundo quiere alojarse en los colegios mayores de Madrid?

Colegios mayores de Madrid los hay de todas las formas y colores (literalmente); mixtos, masculinos y femeninos; religiosos y laicos; grandes y pequeños; clásicos y nuevos… Sin embargo todos tienen una cosa en común: una ferviente actividad interna. Entras y parece que estás de visita en su galaxia particular. Intuyes la camaradería, pescas miradas que son un código y escuchas expresiones que fuera parecen arameo. Y ves carteles. Carteles, anuncios, tablas, listas. Señales de que algo está pasando, de que hay una agenda en marcha. Y piensas, a mí el ping-pong se me da fenomenal, yo fui Bernarda Alba en el teatro de la escuela o tengo una foto de mi viaje a Marruecos perfecta para este concurso de fotografía. Si sólo estás de paso tu nombre difícilmente acabará en ese corcho, pero si estás a punto de entrar en la uni (o ya estás en ella), si estás buscando alojamiento y si, en resumen, tienes la grandísima suerte de estar aún en ese punto de tu vida, enhorabuena: puedes hacerte parte de esta magia.

La completísima agenda de actividades que ofrecen los colegios mayores de Madrid es, junto con el ambiente de estudio y la convivencia, el premio gordo. Y sin duda es de lo que más se echa en falta al irse a piso: organizar a 10 para echar una pachanga o a 110 para una fiesta no es tan sencillo cuando cada un@ está en una punta de Madrid (o del mundo). Y no son sólo deportes. Obras de teatro, concursos, salidas en grupo, fiestas multitudinarias, ciclos de cine, barbacoas o conferencias son la receta base de cada curso. Una receta que la completan las diferentes generaciones año a año.

Porque otra de las claves de los colegios mayores de Madrid es que es en sus habitantes en quien recae la responsabilidad de darle brío al día a día. El orgullo de perpetuar las tradiciones y la excitación de organizar los tinglados son el combustible de los mejores planes. Ese es el contexto en el que históricamente, desde Lorca, Buñuel y Dalí hasta Mark Zuckerberg y Facebook, han florecido las grandes historias universitarias. Tanto las famosas como las anónimas, que en el fondo son igual de buenas (e intensas). Esas historias son la respuesta a la pregunta que nos hacíamos al principio; la razón por la que la gente se da codazos por los colegios mayores de Madrid.

En Nexo tenemos un colegio mayor, El Faro, y en nuestra familia de alojamientos esa agenda de actividades se llama Plan Go. Abarca desde las 6 fiestas anuales hasta torneos de billar, jornadas deportivas, visitas de Master Chefs o paintball y escape room. Podemos escribir ríos de tinta contándote lo bien que lo pasamos, pero tenemos una idea mejor. ¿Te vienes a vivirlo con nosotros?