Ecologismo de andar por casa

Pongamos que 350 estudiantes se despiertan y encienden la luz, se duchan, desayunan, se desplazan a sus universidades, comen, hablan, estudian (o siguen hablando), vuelven, ponen el aire acondicionado, cenan, lo apagan (esperemos) y duermen. ¿Cuál es el impacto ambiental de esa residencia de estudiantes que esta en pleno centro de Madrid?

Sigue leyendo