Cerrar diálogo
Regresa
Saltar al contenido (presione Entrar) Saltar al pie de página (presione Entrar)

CÓMO PLANIFICAR EL ESTUDIO EN UNA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES

15/03/2021

Planificarte el tiempo de estudio es esencial para poder alcanzar tus metas y lograr superar el curso. Estudiar desde el principio es fundamental si no quieres que los exámenes te pillen por sorpresa. Desde Nexo queremos ofrecerte algunas pautas que puedan servirte de ayuda para poder organizar mejor tu estudio.

  1. Acude a todas las clases y presta atención. Es el lugar en el que conformarás grupos de trabajo, conozcas a tus compañeros, entenderás en qué consisten las evaluaciones, cómo se desarrollan las asignaturas y tendrás información de primera mano de cada materia.
  2. Utiliza una agenda para gestionar tu tiempo, en ella puedes ir apuntando los días de entrega de trabajos, tus vacaciones, tus viajes, tus eventos sociales, los días de examen, etc., y de esa manera podrás visualizar de una forma más clara el tiempo del que dispones para dedicarlo a tus estudios. Puedes utilizar marcas de colores si crees que alguna tarea te supondrá más tiempo que otra, y de esa manera establecer una jerarquía que te ayude a priorizar.
  3. No descuides tus tareas diarias, trata de establecer metas razonables para cada día priorizando por materias, pero sin descuidar las demás, márcate objetivos que puedas alcanzar. Si prevés un tiempo determinado para completar un tema de estudio o trabajo y a diario llevas a cabo tus propósitos al respecto, te resultará fácil lograr tus metas. Si un día no puedes sacar la tarea, no te preocupes, revisa tu agenda, reestructura tu tiempo y continúa.
  4. Las rutinas horarias nos ayudan a concentrarnos y no descuidar un día de estudio, tener horarios es una buena forma de acostumbrarnos a trabajar y aprovecharemos mejor el tiempo. Es más, el día que no lo hagamos lo echaremos en falta, así que, piensa en sacar al menos una hora y media al día, divídela en tiempo para trabajos y tiempo dedicado al estudio, tómate unos minutos entre una tarea y la siguiente y pronto tendrás la rutina asimilada.
  5. Es importante mantenerse motivado, para ello te recomendamos que comiences con las asignaturas que te resulten más complicadas, dedícales más tiempo, dales prioridad, de tal manera que cuando regreses a las materias que te resulten más fáciles o más amenas, te puedas sentir más cómodo.
  6. No desistas, aunque al principio pueda ser un poco más duro, la constancia da sus frutos, y pronto notarás cómo mejoras y te cuesta menos.

Es importante poner de tu parte, y por ello tienes que tratar de llevar a cabo un plan de estudio que te ayude a organizarte, pero tan importante como la planificación, es encontrar un buen lugar en el que llevarlo a cabo. Vivir en una de nuestras residencias te hará la vida un poco más sencilla. Olvídate de la limpieza semanal, de las comidas, practica deporte, descubre nuestras áreas de coworking, nuestras actividades culturales, solidarias y medioambientales, relaciónate con tus compañeros en un ambiente distendido alejado del estrés para recuperar energías, recargar pilas y retomar el estudio con positividad.