Cerrar diálogo
Regresa
Saltar al contenido (presione Entrar) Saltar al pie de página (presione Entrar)

Cómo es el día a día en la Residencia Universitaria Aleu

¿Sabías que si reservas antes del 15 de septiembre en nuestra Residencia Universitaria Aleu en Barcelona consigues 200€ por la cara? si si, lo que lees. Te contamos cómo puedes aprovecharte de la promoción Cashback:

Vale, quizás hemos ido al turrón demasiado rápido, pero sabemos que la parte económica te interesa mucho. Aunque debemos decirte que nuestra Resi es mucho más que una mensualidad en la que lo tienes todo incluido; nuestra Resi es compañerismo, juventud, ayuda, modernidad, estudio y cultura.

Si quieres saber todo lo que nuestra resi en Barcelona sigue leyendo e imagínate cómo puede ser un día cualquiera en ella.

Un día en nuestra Resi

Miércoles por la mañana. 7.00 AM. Suena el despertador del móvil y lo primero que piensas es que el último capítulo de la serie de Netflix que viste anoche, te va a pasar factura toooodo el día. Te quedaste hasta demasiado tarde, amigo.

Tu compañero de habitación ya se ha pirado al gimnasio de la Resi. Y te vuelves a jurar que mañana le vas a acompañar y comenzar a ponerte en forma. 

Te duchas y te tomas un café rápido en la kitchenette que tienes en la habitación. Nota mental: comprar filtros y café.

Mochila, móvil, auriculares y gafas de Sol. Hoy hace buen día en Barcelona así que te animas a pillarte la bici que tienes aparcada en el parking de bicis de la resi...GO! Bajas al comedor a desayunar y te abalanzas sobre el buffet de la resi: otro café (este descafeinado que sino luego vas como una moto), tostadas, un zumo y algo de fruta. Saludas a varios compis y te preguntan si hoy vas a clases de alemán y te recuerdan que el lunes volvéis a tener reunión del grupo de ‘Concienciación de minorías’. ¡Ostras! ¿a qué hora era? Lo miras en el tablón y le comentas al de mantenimiento que tu grifo gotea un poco. Bromeas con él sobre el último partido del Barça. La Liga está que arde!

Andando, llegas a la Facultad de Derecho desde la Residencia Universitaria en menos de 2 canciones de Spotify. Clases, simposium, darle forma al trabajo de Penal que tienes que entregar a final de mes, la cafetería, ¿salimos este finde?, llamada a mamá, comprar el filtro y el café…

Vuelves a la resi pasadas las 5 de la tarde. Subes a tu habitación y...ufff está recogida y limpia...¡la había dejado como una leonera, sorry! Tu compi de habitación no ha tenido un buen día: le han dado la nota del examen ‘Anatomía Patológica’ y no le ha ido muy bien ... .habláis, te cuenta, le cuentas, ese chico, esa chica…. Y piensas que no sabes qué hubieras hecho sin él el primer año de universidad en Barcelona. Hiciste bien en pillar una habitación doble.

Ninguno de los dos dudásteis en apuntaros a las mil y una actividades que ofrecía la Residencia: probásteis yoga, intercambio de idiomas y torneo de fútbol con otras resis….pero finalmente, vais a clases de alemán los martes y tú los viernes al grupo medioambiental. A él le tira más sacar adelante el negocio que se le ha ocurrido junto con varios compañeros de la Facultad: se pasan todo el finde en el Espacio de Coworking! Te encanta su espíritu emprendedor. Y la sala es chulísima, se respira business y Silicon Valley por todas las esquinas, de aquí van a salir cosas guays.

Te tomas un café con la chica de la 209 en la terraza de la resi. Haces de trizas corazón, te cambias de ropa y bajas al gimnasio. ¡Siempre hay alguien! algo de máquinas de cardio y bicicleta mientras ves el capítulo que te dejaste a la mitad.

Una ducha rápida y te toca colada en la lavandería. Allí te proponen un plan para este fin de semana: hablan de playa, cañas, tapas y todo a golpe de metro. ¡Siempre hay alguien en la lavandería! Y todo está tan cerca de la resi.

Un ducha rápida y bajas a cenar sopa y pescado al horno. Y de postre dos manzanas...¡si tu madre te viera! Te despides de la peña: algunos van a estudiar un rato en la Sala de Estudio, otros van a ver una peli en la Sala de Cine. Tú prefieres subir a tu habitación a estudiar y escuchar un poco de música. Desde la terraza de vuestra habitación se divisa Barcelona y aviones en el horizonte que están a punto de aterrizar.

Te vas a la cama pensando que, efectivamente, elegiste bien yéndote a Barcelona y a está Resi. ¡El primer año de universidad en Barcelona se te está pasando volando!

Bienvenido a la Residencia Universitaria Aleu en Barcelona.